jueves, 2 de julio de 2015

Delito fiscal en la farmacia : penas de carcel y sanción económica

Gómez Córdoba Abogados SL en  "Cómo Asterix y Obelix en Asterix y el Caldero ".Delito Fiscal 
El delito fiscal es el que comete una persona al defraudar a Hacienda, ya sea por la evasión en 
el pago de impuestos o por acceder de manera fraudulenta a un beneficio fiscal al que no tiene derecho.


Para que estas actuaciones deban ser consideradas como delito fiscal el fraude debe exceder los 120.000 euros y la conducta debe ser intencionada para evitar el pago .Debe existir una actitud consciente de fraude, las penas pueden llegar a los 6 años de prisión por los casos más graves. A esto se añade una sanción que puede suponer pagar 6 veces la cantidad defraudada.

Estamos advirtiendo que algunas farmacias inspeccionadas, presentan diferencias entre lo declarado en el impuesto sobre la renta y los datos registrados en sus ordenadores, en más de 600.000 euros, esto sin duda primero perjudica al defraudador y desde luego desprestigia a la profesión, sirva de imagen la escena de “Asterix y el Caldero,” donde toda la aldea decide expulsar a Asterix al que se le acusa del robo de las monedas depositadas en el caldero con destino al pago de impuestos.

A continuación le ampliamos la información sobre el tema.

· ¿Cómo averiguan quien ha defraudado a Hacienda?

De diversas formas, una de ellas, las inspecciones tributarias, en la propia oficina de farmacia, a la que acuden cuando han comprobado  que el margen compras /ventas es bajo.

· ¿Pueden presentarse sin avisar?


Sí, siempre y cuando comuniquen al titular farmacéutico, de sus obligaciones y derechos durante la inspección, su inicio, así como el alcance y naturaleza de la misma. Esto se hace a través de un documento, denominado “Comunicación de inicio de actuaciones de comprobación e investigación", que el propio inspector entrega nada más llegar a la farmacia.

· ¿Qué declaraciones de la renta, presentadas en años anteriores, pueden investigar?

Pueden investigar las declaraciones presentadas en los últimos 4 años, empezando a contar desde el último día del plazo de presentación, así en el año 2016 tenemos hasta el 30 de junio para presentar la declaración de la renta del 2015, por lo que Hacienda tendrá hasta el 30 de junio del 2019, inclusive, para revisar la renta del 2015.

· ¿Cómo descubren , los inspectores, que alguien ha defraudado 120.000 euros?

El método que vienen utilizando es ir acompañados de un informático que realiza una copia de los datos guardados en el ordenador, siempre y cuando estos tengan relación con el periodo objeto de inspección. Una vez copiados los datos cotejan estos con los declarados en Hacienda, la discordancia entre ambos es la prueba de la existencia de fraude.

Recuerden que cuando el inspector intente copiar los datos del ordenador  deberá  entregarle un documento, firmado por el delegado especial de la AEAT (en el caso de Madrid), que les autorice a proceder.

· ¿De qué formas puede acabar una inspección?

Puede terminar de 3 formas:

o Con acuerdo

Ambas partes llegan a un acuerdo, será necesaria la constitución de un depósito, aval de carácter solidario de entidad de crédito o sociedad de garantía recíproca o certificado de seguro de caución, de cuantía suficiente para garantizar el cobro de las cantidades acordadas.

o Disconformidad

No se llega a ningún acuerdo, se dispondrán de 15 días para presentar todas las alegaciones necesarias ante, en el caso de Madrid, la Dependencia Regional de Inspección de Madrid.

o Conformidad

Tal y como su nombre indica el tributario se muestra conforme con la regularización propuesta con la agencia tributaria. Esto ocurre cuando el inspector ha tenido que recurrir a estimaciones indirectas, por lo que deberá concretar el fundamento de las mismas, con elementos de hecho, fundamentos jurídicos y cuantificación de la propuesta de regularización, así como de la sanción

· Han descubierto que he defraudado 126.000 euros. ¿Cuánto es lo máximo que me puede imputar?

Cuando la cuantía es inferior a 600.000 euros puede conllevar una pena en prisión de 1 a 5 años (de 2 a 6 años cuando sea superior a 600.000), además de tener que pagar los 126.000 euros, más una multa del séxtuplo de esa cantidad (756.000 euros), más intereses por el tiempo que haya trascurrido desde que debió de ingresar dicha cantidad hasta la finalización del procedimiento inspector.

Además de lo citado anteriormente no podrá ser beneficiario de subvenciones o ayudas públicas, ni podrá gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social por un período de hasta seis años.
 Procedimiento de inspección e infracción tributaria..- 
Ley 58/2003 (Ley General Tributaria)
 Delito fiscal 
Art. 305 Código Penal
artículos relacionados:
¿Cómo puede finalizar una actuación inspectora tributaria de hacienda?
De visita a la farmacia ha llegado el inspector .¿Para qué?, ¡cielos que horror!
¿Porqué a mi querido inspector de hacienda?