jueves, 16 de octubre de 2014

¿Qué impuestos paga el que compra una farmacia ?( II)

Rosa Gómez Soto
socio-fundador
Gómez Córdoba Abogados SL
El comprador de oficina de farmacia, tiene la gran ventaja de no tener impuesto anexo a su operación de compra, no existe IVA, no existe Trasmisiones Patrimoniales.Únicamente, en el caso de la compra del local, tendremos Trasmisiones Patrimoniales sobre el valor declarado del inmueble.

Si es habitual, que los gastos notariales corran a cargo del comprador, esto no es por Ley y si por costumbre o habitualidad, en determinadas zonas de nuestra geografía.

Son, las Escrituras de préstamo mobiliario o inmobiliario, las que debiera asumir el comprador así como los gastos bancarios. Estos últimos, también, pueden ser negociados por parte del comprador y en todo caso, todos estos gastos necesarios para realizar la transacción, son deducibles cuando pasado un tiempo sea él, el que venda la farmacia que ahora compra.

¡Ojo!, pongan especial atención en que la gestoría que se encarga de su venta, no liquide por AJD estas Escrituras de compra, pues la farmacia no es inscribible y por tanto, no tributa por tal concepto.

¿Cuál es el comportamiento de Hacienda respecto al comprador de una farmacia?

El interés de Hacienda por el comprador es importante, a pesar de que este no tributa por la transacción, sin embargo, Hacienda también lo llama. ¿Por qué?, pues, fundamentalmente porque son una fuente importantísima de información. Lo que interesa del comprador, son sus medios de pago, esto va sin duda encaminado a tener más información sobre el vendedor y en obtener indicios de que la operación ha sido por un mayor valor al declarado,

Caso de confirmarse este aspecto, se le podría imputar al vendedor un Incremento Patrimonial, por la cantidad no declarada, que además no iría reflejada en la Base del Ahorro y si en la Base General, al ser considerados Incrementos Patrimoniales, no justificados.

Es a estos dos operadores (comprador y vendedor) a los que inspecciona Hacienda, en un principio, más adelante puede requerirse a terceros del mundo de la farmacia como proveedores, bancos, etc, no teniendo estos más remedio que facilitar la información requerida por Hacienda.

Y la venta a plazos ¿cómo le repercute?

Es claramente una forma beneficiosa para el comprador, pues facilita que la financiación no sea a través de entidades financieras con el consiguiente ahorro de coste. En principio la venta a plazos beneficia tanto al que compra como al que vende, desde el punto de vista de la fiscalidad y el ahorro de costes económicos, otra cosa es la seguridad que tiene el vendedor de cobrar finalmente la totalidad del precio, la razón, es que pueden devenir en el tiempo varias circunstancias : una mala fortuna del comprador, muerte del vendedor ( con la consecuente repercusión para los herederos que tendrán que pagar el Incremento Patrimonial hasta ahora aplazado de una sola vez al año siguiente del fallecimiento del que vendió. )

Consideremos también que el diferimiento del pago en el tiempo puede conllevar el aumento del impuesto, ocurre, cuando el tipo impositivo que ha de pagar el que vende a medida que van pasando los plazos anuales, aumenta, por lo que terminará pagando un impuesto mayor que si lo hubiera hecho de una sola vez. Esto es, lo que ha ocurrido en los últimos años, vemos, en el año 2009, el tipo fijo era de un 15%, en el 2010 de un 18%, en el 2011 del 21%, en el 2012 un 27%, continuando este mismo tipo en el 2013, y con la nueva reforma fiscal bajando al 23,5% en el año 2015 y al 23% para el 2016.

Para terminar, una breve mención al IVA:

En este tipo de transmisiones el vendedor está exento de cualquier pago de impuesto, la exención del IVA, está prevista en la ley, cuando la venta incluye todo el patrimonio empresarial del que transmite. Cuando esto no es así, y el negocio se transmite en parte, por ejemplo no se vende el local, también se considera una operación exenta como describe la consulta de V1843/11 que dice textualmente.

"En el caso descrito en la consulta, se transmite la totalidad de los activos y pasivos que forman parte de la actividad empresarial, a excepción del inmueble en que se desarrolla la misma. Según la información que se desprende del escrito de consulta, el hecho de que no se transmita el local no desvirtúa necesariamente la consideración del conjunto de bienes transmitidos como una unidad económica autónoma, ya que la actividad puede seguir desarrollándose en su antigua ubicación, en régimen de alquiler, o mediante el traslado de la misma a un nuevo local. Así pues, a falta de otros elementos de prueba, el caso planteado en la consulta podría considerarse como la transmisión de una universalidad de bienes en el sentido expresado por la Ley, resultando aplicable el supuesto de no sujeción establecido en el artículo 7.1º de la Ley 37/1992, siempre y cuando se cumplan los requisitos exigidos por dicho precepto."

Y nada mas por el momento, espero haya sido de su interés este artículo, y si es así, les invito a leer  otros  publicados del mismo tema :